viernes, 4 de abril de 2008

Análisis Gráfico de Abusos Litúrgicos [I]

Frates:

Para Iniciar este pequeño punto que quiero que analicemos en profundidad como lo es el tema de los abusos litúrgicos en nuestra Sacra Liturgia de nuestra Santa Iglesia Católica, vamos a observar algunas imágenes y pondremos en evidencia los posibles abusos litúrgicos que se puedan estar gestando.



Como podemos ver en la fotografía, algunos de los abusos litúrgicos mas frecuentes al recurso interpuesto (a mi juicio de manera demasiado ambigua y generalizada) del concepto AD LIBITUM de la Santa Misa.

Podemos ver una serie de objetos inadecuados en la praxis litúrgica. De hecho, me atrevería a decir que es un Abuso aún para la praxis de la Liturgia del Concilio Vaticano II. Algunos elementos y descripciones:

1.- Elemento: Mantel del Altar y del Ambón: Podemos apreciar un mantel en el altar, muy similar al utilizado por su abuelita para el almuerzo familiar en el campo, junto a un buen Asado en Familia (Barbacoa o BBQ). Así mismo, y en consonancia con el estilo mencionado, un mini-mantel del ambón, que parece servilleta de cocktail.
¿Por qué es un abuso litúrgico?: Sencillamente porque el altar, en primer lugar, debe poseer 3 manteles, uno largo que llegue, en lo posible, hasta el suelo, y otros 2 mas cortos que cubran el extremo superior del altar. Luego, los manteles deben ser preferentemente de Lino o de un material DIGNO de la Santa Mesa del Sacrificio Divino, además de ser de color blanco. Agrego también que el uso litúrgico destinado a estos manteles debe ser exclusivo para el altar (Por que a simple vista, eso parece el mantel de la casa parroquial…). Junto con ello, el “mantel” del ambón, que parece una servilleta, es totalmente no adecuado para el uso litúrgico que se prescribe en la rúbrica de siempre, además que incluso (aunque parezca raro), sería totalmente inadecuado para la rúbrica litúrgica postconciliar.
Acción a tomar cuando vemos este tipo de hechos: Sacar los manteles, botarlos a la basura y/o quemarlos, o bien, devolvérselos a la abuelita que los facilitó, y Sacar del baúl los manteles de lino blanco, revistiendo al altar como corresponde.

2.- Elemento: 6 Cirios de diversos colores (Rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul y morado), de una altura de 15 a 20 cms. Sobre candelabros.
¿Por qué es un abuso litúrgico?: Es totalmente un uso litúrgico muy difícil de explicar, debido a que no existe una normativa sobre las velas o cirios a utilizar en la litúrgia. Ciertamente se explicita que debe ser de cera de abeja o de otro componente, pero dignas de la majestad del Santo Sacrificio a celebrar. Como las velas tienen un efecto de realce del misterio eucarístico (prácticamente), deben ser lo más dignas posibles, y en general, ser de un mismo color, que sean de acuerdo a la liturgia del día, según el tiempo litúrgico y la celebración. En consideración, podemos decir que esto es un abuso litúrgico debido a lo siguiente: Primero: Podemos ver explícitamente colores relacionados con la bandera característica de los movimientos de homosexuales. Esto es inconcebible en torno a la liturgia, debido a que en la Santa Misa no deben primar intereses políticos o ideológicos en general, y con mayor razón, contrarios a la doctrina de la iglesia; más bien, debe primar el objetivo máximo y único que es el de la Gloria de Dios. Segundo: Creo que esas velas dan un cierto aire de esoterismo, que es muy característico de los nuevos movimientos New Age y otras barbaridades afines, y, consecuente don la Santa Doctrina de la Iglesia, no debe haber elementos de otras religiones en nuestra liturgia, hecho que se cumple muy escasamente.
Acción a tomar cuando vemos este tipo de hechos: Sacar esas velas del altar y reemplazarlas por cirios adecuados, de un tamaño similar, y en lo posible, dignas del Altar. Las velas que son retiradas, pueden ser utilizadas del siguiente modo: 1.- Venderlas a la Parasicóloga, mentalista, espiritista, ocultista, médium, adivina, bruja buena, maga buena, o cualquier fraude, que esté más cercano a su domicilio o parroquia. 2.- Entregarlas como regalo a el movimiento homosexual para que las utilicen en sus protestas contra la discriminación de quienes quieren cambiar de sexo sin aceptar la voluntad de Dios. Ó 3º.- colocarlas en un bolso de papel (para hacer cuidar el medioambiente), y depositarlas en el receptáculo de elementos sin uso venidero, más conocido como Basurero, más cercano a su domicilio o parroquia.

3.- Elemento: Sacerdote sin las vestimentas litúrgicas correspondientes a las rúbricas. Se observa un sacerdote con Alba blanca y encajes en la parte inferior, con una especie de Estola sobre el alba.
¿Por qué es un abuso litúrgico?: Eso es màs que claro: La rùbrica litúrgica tradicional prescribe el uso de los ornamentos correspondientes para cada ministro sagrado en la acción litúrgica. Además, las rúbricas codificadas por el Concilio Vaticano II prescriben también, aunque con mucho menor esfuerzo e insistencia, el uso de los ornamentos correspondientes para el ministro celebrante de la acción litúrgica. Dentro de ellas, para ambas rúbricas, se encuentra el uso de CASULLA, ya sea en sus diversas variantes (En la liturgia tradicional: Casulla tipo Guitarra, Planeta, o bien, Casulla hasta los codos; y en la Liturgia post-conciliar: Casulla hasta las muñecas). Luego, su no uso se genera, ademàs de pereza y comodidad del celebrante, por un falso pretexto de que solo el Uso de la Estola es obligatorio.
Acción a tomar cuando vemos este tipo de hechos: En este caso es muy difícil proceder, pero es posible tomar acciones inmediatas: 1.- Acercarse al sacerdote y hacerle ver la equivocación que esta cometiendo. 2.- Insistirle, citando los libros de normas litúrgicas correspondientes, así como la instrucción Redemptoris Sacramentum, esta última que precisa cuales son los abusos más frecuentes y “aconseja” evitarlos. 3.- Acuda a una audiencia con su Obispo, para notificar dicha trasgresión a la norma litúrgica, con los datos previamente recabados en 2) y con alguna foto que pueda corroborar su versión de los hechos. 4.- Finalmente, si sus peticiones no son atendidas, tiene 2 opciones terminales: La primera, es ser insistente y acudir a instancias de la Sagrada Congregación de Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, o bien, en segunda instancia, Cambiarse a la parroquia más cercana a su domicilio o lugar de residencia en la cual se conserven las normas litúrgicas de manera correcta y sin invenciones.

4.- Elemento: Altar y Misal.
¿Por qué es un abuso litúrgico?: La rubrica litúrgica prescribe el uso de altares dignos para llevar a cabo el Santo Sacrificio. Además se recomienda que sean Fijos. Dadas las condiciones del entorno de la fotografía, es posible inferir que este altar es provisional, de uso extralitúrgico (es decir, una mesa sencilla que no ha sido consagrada como altar), y que es movible en su totalidad. Además, podemos ver al sacerdote manipulando el Misal como si fuere un libro de crucigramas. Evidentemente esto último radica en que el Misal solo debe ser utilizado desde el altar (Trento), sede (CVII), o Ambos (Redemptoris Sacramentum).
Acción a tomar cuando vemos este tipo de hechos: Sencillamente utilizar el Altar de la Iglesia que corresponda, evitando utilizar sectores del templo o lugares no prescritos para la celebración de la Eucaristía. Así mismo, evitar a toda costa el uso de elementos y ritos extralitúrgicos que empañan la sacralizad de la Santa Misa, y pone en jaque la validez y licitud del Sacrificio Eucarístico que se celebra.

Con esto, pongo término al análisis de la primera fotografía de abusos litúrgicos. En una próxima entrega, analizaremos más fotografías y daremos una prescripción mas precisa.

Si tienes dudas, consultas, comentarios, aportes, o bien, si quieres ser parte del equipo editorial de Sacram Liturgiam, envíanos tus datos a

sacramliturgiam@gmail.com.

Bendiciones in Christo +++

MARCVM SREC Ech.

4 acotaciones de los Estimados lectores:

Dalmiro dijo...

Realmente que en eso concuerdo con vos, sí es un abuso litúrgico. No hay mucho que decir, vos ya dijiste suficiente ;) Espero las siguientes entradas ^^

Gerardo Galdames Lorca (Diácono) dijo...

Solicito respuesta de: En los tiempos liturgicos es necesario que los colores de los manteles del altar sean del mismo color del tiempo qu se està viviendo ?
Ejemplo: Adviento = Morado
Favor enviar respuesta a ggaldames@hotmail.com

Mario Torres dijo...

La imagen que se muestra en la fotografía... corresponde a una CELEBRACION EUCARISTICA? o es solo una imagen a la que se le han dado los argumentos de "abuso"?

Cæremoniarius dijo...

En efecto, es una celebración Litúrgica. Es fácil distinguirlo al haber un sacerdote con alba y una especie de estola, además del corporal sobre el altar. Y es lamentable.
Si no lo fuera, aún así es lamentable.-