jueves, 11 de diciembre de 2008

La Figura del Sacerdote [III]

"La Vocación Sacerdotal"
Para comenzar este nuevo artículo de la secuencia de "la figura del sacerdote", he querido mostrarles este maravilloso y muy inspirador video, hecho por miembros de los Legionarios de Cristo, quienes nos cuentan, desde su propia perspectiva, el porqué ser sacerdotes. (fuente del video: www.whynotpriest.org).
Como hemos podido constatar, este video es muy iluminador en torno a las diferentes causas de la vocación. Y he aquí el punto de partida de nuestro tema.
La vocación es un llamado de Dios, y éste llamado se manifiesta para diversas circunstancias, ya sea para el matrimonio, para la vida consagrada, para la vida religiosa, o bien, para el sacerdocio, que es el punto que trataremos en este artículo. 
Muchos jóvenes, tarde o temprano, se hacen la pregunta sobre el sacerdocio. Muchos niños, inclusive, desde pequeños sueñan con ser sacerdotes, debido a que están inspirados en la vida y testimonio de sus sacerdotes más cercanos, o bien, en la vida de los Santos Sacerdotes de nuestra Santa Iglesia.
Con el tiempo, los jóvenes entran en un proceso de maduración física, y con ello, también por un proceso de crecimiento y maduración espiritual, consolidando su fe en Cristo, o bien, desistiendo de ella. Quienes consolidan su fe en Cristo, notan de inmediato que surgen diferentes interrogantes para la vida: ¿Que seré en el futuro?. Con ello, se presentan numerosas alternativas de vida: El matrimonio, los hijos, ganar dinero, ser exitosos, etc., pero, tarde o temprano se hacen la gran pregunta: ¿ser Sacerdote?.
Sin duda, ser sacerdote implica una entrega total y decidida a Dios, que implica siempre dejar todo: Casa, familia, riquezas, el matrimonio, etc., y reemplazar todo esto por una vida de servicio a Dios y a la Iglesia, a los que más sufren, a los pobres materiales y de espíritu, a quienes están necesitados de la luz de Dios...
Es claro que, en un principio, muchos se entusiasman con las cosas más visibles: El trabajo con jóvenes y niños, la Celebración de la Eucaristía y de los Sacramentos, pero, cuando caen en la cuenta de las demás obligaciones del sacerdocio, y de la Magnitud del misterio del Sacerdocio, es donde se presenta el gran quiebre: La atención a los moribundos, a los pobres, el dormir poco a causa de los deberes pastorales, la oración, la castidad y abstinencia, la penitencia constante, el modo de vida sencillo y piadoso, la falta de salud en algunas ocasiones, la Grandeza del ministerio del Sacerdocio y sus consecuencias en la Salvación de las Almas, etcétera. Por ello, muchos de quienes se sienten intimidados por estas obligaciones del sacerdote, deciden dar un paso al lado, haciendo de la vocación un verdadero fracaso.
Por otro lado, quienes se dan cuenta que Dios los llama para este maravilloso ministerio, ante todo, Don de Dios, siguen en la búsqueda de esta opción, que es el Mayor Bien Posible que pueden realizar.
Para ello, es necesario de que un director espiritual pueda ayudar en el buen discernimiento sobre la vocación a la que Dios me llama, y para ello, el director intenta mostrarnos nuestras aptitudes, y también nuestras falencias, con el motivo de corregirlas y ser mejores. De tal modo, es necesario también disponer el corazón para el encuentro con Dios y para que el Señor pueda hacer de nosotros tierra fértil donde crezca su semilla de amor.

Por otro lado, creo que la baja en las vocaciones de hoy en día ocurren, en primer lugar, porque muchos sacerdotes no han sabido dar buen testimonio de su pertenencia total y completa a Cristo, "matando" la vocación que en ellos hay. También, otra causa puede ser atribuída a los valores de nuestra sociedad actual, que denigran a la religión, y a sus más cercanos colaboradores, haciendo de la figura del sacerdote, un loco/estafador que vive a expensas de los fieles. Además, según mi opinión, el que muchos sacerdotes no ocupen los distintivos de su labor, ha hecho que muchos jóvenes, cautivados por el uso de la vestimenta eclesiástica correspondiente, puedan acercarse y conocer más sobre la vocación. Por tanto, creo que el no uso de la vestimenta eclesiástica, que constituía el efecto "desencadenador" del proceso vocacional en algunos casos, hace que esto mismo no ocurra. 
Es posible, además, agregar otra multitud de factores que pueden potenciar negativa o positivamente el trabajo y la búsqueda de la vocación en los jóvenes.

Sin Embargo, hoy en día, es posible encontrar algunos jóvenes que aspiran al sacerdocio,  los que poseen una respuesta generosa y entrega absoluta a Dios. Además, es claro, como lo hemos visto en el video, que hay muchas causas que hacen a la persona pensar en la necesidad y la responsabilidad de ser Sacerdotes: Porque hacen falta (SANTOS) sacerdotes, Porque quiero ayudar a los pobres y a la Iglesia, porque la Iglesia necesita Hombres, porque quiero entregar lo que Dios me ha dado, porque hay gente que no conoce a Dios, porque hay quienes no tienen esperanza, porque la Iglesia y Cristo me necesitan ahora y ya!.. Entre otros muchos.

De tal modo, es necesario que nuestros sacerdotes se esfuercen por orar intensamente por las vocaciones, además de dar ejemplo con el testimonio de vida, encantando a otros muchos jóvenes en búsqueda de su destino, y que no han podido reconocer el llamado de Dios a la vocación Sacerdotal. Insisto también en la necesidad de que la Iglesia acoja a cada uno de los jóvenes en proceso vocacional, ya sea para comunidades religiosas o a la vida diocesana, propiciando que siempre se cumpla la voluntad del Señor y ayudando a encontrar caminos.
Finalmente, poner mucho hincapié en que la Iglesia no necesita sacerdotes: Necesita SANTOS SACERDOTES, que sirvan con el ejemplo y con una adhesión filial a Dios y a la Iglesia.

Por último, a todos los jóvenes que buscan (y buscamos) nuestra vocación, les dejo la siguiente frase que me marcó del video. Ojalá la podamos meditar y la hagamos vida:
"Porque [ser sacerdote] no vale la pena... vale la Vida!"
Ahora, estimado lector, te invito a opinar de este tema, a contar tu historia, o a decirnos si te sentiste identificado por el artículo, por el video, etc.
Que el Dios Sempiterno y Omnipotente os Bendiga y os Guarde in vitam aeternam.
In Christo +
MARCVM

1 acotaciones de los Estimados lectores:

Daniel dijo...

Me parece interesante su Blog. En cuanto al video, no estoy muy seguro. Valoro la vocacion de estos jovenes, y eso es muy loable. Pero un par de detalles me causan rareza: el mensaje es bastante simplista. Me haria pensar mas profundamente dos o tres testimonios mas elaborados, con un poco mas de contenido. Lo otro es la musica de fondo. No pretendo que pongan gregoriano (bueno, eso seria perfecto...) pero al menos una musica moderna pero mas serena, mas espiritual.
Entiendo que quieren dar esa imagen juvenil, y fresca, pero terminan dando una imagen simplista, dulzona, que igual da que promuevan la vocacion sacerdotal que una causa ecologica... Con todo respeto, pero hay mucho "cliche" en varias respuestas (porque amo, por que me hace feliz, etc...).