viernes, 6 de febrero de 2009

Repercusiones del Levantamiento de las Excomuniones [II]


Hemos podido leer estos últimos días una serie de repercusiones de diverso tipo y de boca de diversas personas. Es por ello que, para visualizar la magnitud de éstas, analizaremos las principales. Algo habíamos hablado en un artículo anterior, en cuanto a la respuesta del pueblo judío y de la "extrema izquierda católica". Ahora, intentaremos basarnos en un análisis más detallado de las declaraciones y sus consecuencias para nuestra Iglesia.
I.- Declaraciones de las Agrupaciones Judías.
Como informabamos en anteriores artículos, los judíos, de inmediato, intentaron responsabilizar a S.S. Benedicto XVI de un resurgimiento del antisemitismo. Es más, muchas agrupaciones judías pidieron la aplicación de penas inmediatas para el Obispo Williamson.  Sin embargo, el tema lleva a una inevable pregunta: ¿Es el Holocausto un dogma?. Pues si la respuesta fuese afirmativa, claramente ante la negación o una modificación del supuesto dogma, deberían tomarse acciones disciplinarias que contemplan incluso la excomunión. Sin embargo, pese a que este hecho fue real y esta constatado por muchos (de hecho, muchos católicos murieron en los campos de concentración), NO ES UN DOGMA. Claramente lo acometido por Mons. Williamson es un pecado, pues ha dicho una tontería ofensiva hacia mucha gente (y será grave si lo ha hecho con plenitud de conciencia y mala intención). Sin embargo, esto no interviene de ninguna manera con el gesto del Papa Benedicto XVI de levantar las excomuniones a los Obispos de la FSSPX. Sin duda, toda esta polémica, por este lado, se resume en que se deben observar las cosas con la verdad y desestimar algunos berrinches judaicos y manipulaciones llenas de maldad de la prensa que han causado esta problemática.
 
II.- Cardenales y Obispos critican.
Un Segundo punto en el debate lo ocupan los Cardenales y Obispos de nuestra Santa Iglesia. Muchas críticas dirigidas a la persona del Papa ha sido dirigidas por diversos miembros del Sacro Colegio Cardenalicio, por ejemplo, el polémico Cardenal Walter Kasper (Kasper, Kasper, Kasper...); el Cardenal Alemán Lehmann, ex-presidente de la Conferencia Episcopal Alemana; y junto con ellos, una serie de Obispos de nacionalidad alemana, como por ejemplo, el Obispo de Regensburg, que prohibió la entrada de Mons. Williamson, a causa de sus desafortunadas declaraciones, a toda dependencia religiosa católica de su diócesis. Junto con ellos, se han manifestado otros como el Arzobispo de Vienna y Primado de Austria, Cardenal Schönborn, recientemente implicado en una serie de abusos litúrgicos, como hemos publicado anteriormente aquí.  Quizás la lista es más larga, si pudieramos hacer un catástro más extenso, incluyendo a uno que otro sacerdote que ha hablado del tema. Lo central de este punto es la abultada crítica negativa de todos estos obispos, que supuestamente deberían haber apoyado al Papa y haber explicado de manera consciente e informada del por qué de estos acontecimientos, recae en las numerosas reprimendas hacia el Santo Padre, exigiendo, al igual que el pueblo judío, explicaciones pertinentes y acciones de reparación. Sin duda estos obispos han actuado sin valorar y analizar este gesto de misericordia y de justicia del Sumo Pontífice. Junto a las críticas de gran parte del Episcopado Alemán, que han llegado a tonos bastante desagradables, dando a ver una especie de "vergüenza" por parte de ellos de que el Papa sea un coterráneo, se han unido las críticas de la Canciller alemana Ángela Merkel, que expresa de manera partente esta "vergüenza" antes mencionada. Más lamentable aún es como el sitio de la Conferencia Episcopal de Holanda, se haga una encuesta para preguntar a la opinión pública sobre si se debe o no "Re-excomulgar" al Obispo Williamson. Francamente esta situación comienza a tener un "olor" a Azufre Satánico demasiado pronunciado.
III.- La contraparte Sacerdotal y Episcopal.
Como era de esperarse, no tardaron en llegar las muestras de apoyo y pleno acogimiento a este acto de Benedicto XVI. Primero, algunos sacerdotes alemanes agrupados en una red de internet. Por medio de un comunicado, expresan su conmoción ante los repetidos ataques, en los cuales han recaído la prensa, los políticos, e incluso, algunos purpurados alemanes. Ante esto, expresan su fiel adhesión al pontificado de Benedicto XVI. (Para ver el comunicado completo, de cuya traducción es responsable el Blog La Buhardilla de Jerónimo, puede acceder aquí).
También han aparecido comentarios de parte del Arzobispo de Colonia, Cardenal Joachim Meisner, que junto con declarar de "increíblemente tontas y completamente inadmisibles" a las opiniones de Mons. Williamson sobre las cámaras de gas, explicó este gesto del Papa como un acto de misericordia y un gesto paternal del Santo Padre. Todo lo anterior, ante la contrariedad de los restantes obispos de Alemania. Esto es un ejemplo de filial adhesión al Papa Benedicto.

Junto con ello, se cuentan las declaraciones de los Obispos pertenecientes a la Conferencia Episcopal de Polonia, en la cual han elogiado al Santo Padre por haber levantado las excomuniones a los cuatro obispos de la Fraternidad de San Pío X, calificando su decisión como "un acto de gran valentía". La Buhardilla de Jerónimo (que nos ofrece la traducción al español del citado comunicado), expresa su opinión, la cual compartimos plenamente:"Es de destacar la actitud de este episcopado que marca una diferencia con la de tantos otros obispos que, en lugar de manifestar su agradecimiento al Papa por sus esfuerzos por la unidad de la Iglesia, han expresado su preocupación sobre la conveniencia de dichas medidas, o lo que es peor, han hablado directamente de una supuesta inoportunidad de las mismas."
IV.- Las "poco sabias" críticas de L. Boff y H. Küng.
Otro punto de la polémica lo conforman los "teólogos" Leonardo Boff, reconocido por la "teología de la liberación", y Hans Küng, tan conocido por sus polémicas declaraciones.
El primero, es responsable de declaraciones de carácter político, principalmente, mezclando algunas doctrinas de nuestra iglesia, las cuales están claramente desformadas y fuera de su natural esencia. Sin duda, Boff es conocido por su ácida, irresponsable e irreverente crítica a la jerarquía de la Iglesia, la cual, siendo un teólogo, no respeta. Es más, este "teólogo" abandonó la Iglesia, siendo un verdadero Apóstata de la fe, y estando, por ello, excomulgado. Sin duda, sus críticas no tienen mayor fundamento, dado que atacan a la persona del Papa Benedicto XVI, atribuyendo intenciones que el Sumo Pontifice no ha expresado. Es más, en recientes declaraciones, ha manifestado lo siguiente: “Esta decisión del Papa me parece despreciable, entre otras cosas porque tengo fundadas sospechas de que los lefebvrianos no se van a contentar con esta victoria, sino que pronto pasarán al ataque y exigirán más, hasta llegar a una revisión del Concilio Vaticano II”.
Junto con estas declaraciones, Boff asegura que el Papa provocaría un Cisma por su generoso gesto. Sin duda, es una muestra de su poca eclesialidad y sentido de unidad.

Por otro lado, aparece la persona de Hans Küng, otro "teólogo", que dice ser católico. Ha criticado extensamente al Papa Benedicto, quien fuera colega suyo durante mucho tiempo. Últimamente, ha hecho declaraciones, pidiendo la dimisión del Papa, debido a su acto de unidad. Küng considera que la vuelta a la Iglesia de los Obispos de la FSSPX, en especial, del Obispo Williamson (debido a sus paupérrimas declaraciones). Sin embargo, es curioso encontrar declaraciones de Küng efectuadas algunos años atrás: "Soy un teólogo muy católico; me considero en el centro de la comunidad eclesial, no en los límites de la Iglesia".
Es Cierto!: Tan católico es que rechaza el Dogma de la Infalibilidad Papal, que hoy lo obliga a no ejercer como profesor de Teología y le vale la dispensa de sus deberes sacerdotales. Simplemente es una vergüenza: Tan hipócrita que le cuesta reconocer su condición.
En definitiva, estamos ante dos irreverentes personajes, que dicen pertenecer a la Iglesia mientras niegan todo su legado bimilenario. Es por ello que no merecen mayor atención.
 
Sería posible abundar mucho más en el tema, y especificar otros muchos puntos de vista. Sin embargo, creo que no corresponde dar mayor tribuna a este "escándalo" provocado por la Prensa y por los que Dicen ser Católicos. 
Una cosa es totalmente Clara: El Santo Padre Benedicto XVI necesita hoy de nuestras oraciones y de nuestros ofrecimientos, para que el Señor le otorgue un corazón compasivo, generoso, humilde y conciliador, como lo ha tenido hasta hoy. Oremos por él y pidamos al Señor que lo asista.
Para finalizar, una pequeña reflexión en torno al tema:
Tanto revuelo ha causado esta noticia del Levantamiento de las Excomuniones a los Obispos de la FSSPX, que en mi corazón nace un sentimiento: Todas estas críticas y problemáticas son las "pataletas" del demonio, quien ve disminuído su poder ante esta acción conciliadora del Santo Padre. Es más: Todos los problemas y críticas negativas del Santo Padre son un ejemplo de como el demonio busca hacer daño y desprestigiar esta actitud de unidad de la Iglesia. Es por ello que debemos estar cada día más alerta, para evitar caer en las fauces del demonio y sus secuaces. Pidamos esa gracia a Dios, por medio de Jesucristo, su hijo unigénito, en la unidad del Espíritu Santo.

Non nobis, Domine, non nobis,
sed nomini Tuo da gloriam.

In Christo +
MARCVM 

ACTUALIZACIÓN (XIV-II-MMIX):
Quiero rescatar dos apreciaciones muy ciertas, que fueron hechas en los comentarios por nuestros lectores:
I.- "Como seres humanos, es comprensible que sientan dolor por lo que le haya ocurrido aunque sea a uno solo de los suyos. La misericordia es virtud cristiana." (Comentario hecho por Anónimo)
Efectivamente, las palabras de Mons. Williamson son graves moralmente hablando, pues hiere la susceptibilidad de quienes sufrieron en los campos de exterminio. Tienes toda la razón. Ante este caso, aunque no sea un dogma de la Iglesia, debemos mostrar nuestra misericordia hacia ellos.
II.- "Solo esperar que se soluciones pronto la nueva polemica surgida por las declaraciones de Mons. Williamson. Pero sabemos que la propaganda judia, y los 'progresistas catolicos' han hecho un festin con esto.
Afortunadamente lo que mas importaba, el levantamiento del decreto, ya es un hecho, les pese o no a los Kung, Boff y todos esos tipos." (Comentario hecho por Cristian)
Y Nuevamente todo un acierto, ésta vez, por parte de Cristian. Claramente se ha hecho festin por parte de personas que atacan frecuentemente al Papa. Ante esto, el Papa se ha mantenido Incólume, y esperamos que lo siga haciendo, dado que su amor por la Iglesia y su celo por reunir a todas las ovejas en el Rebaño de Dios será siempre recordado en la memoria de la Santa Iglesia.

Un Sentido agradecimiento a quienes han comentado nuestras entradas, e invocamos la Bendición de Dios para todos los lectores de este Blog.

In Christo +
MARCVM

0 acotaciones de los Estimados lectores: