lunes, 20 de julio de 2009

Parroquia viva v/s Parroquia muerta.

V/S
Un nuevo e interesante artículo, que hace una comparación sobre las características principales de una parroquia viva y una parroquia muerta. El original fue tomado del blog Christus Vincit, que a su vez, ha tomado este artículo del blog The Lair of the Catholic Cavemen, y ha sido traducido del inglés y adaptado por Sacram Liturgiam.
***
Una parroquia viva tiene una vida eucarística centrada en Cristo, donde el Sagrario (o tabernáculo) es el eje central.
Una parroquia muerta tiene al hombre como eje central.

Una parroquia viva celebra el sonido de los bebés llorando como un signo de que la parroquia está creciendo.
Una parroquia muerta celebra el sonido de las conversaciones, los saludos y las faltas de atención antes, durante, y después de la Santa Misa como un signo de que la parroquia es bienvenida.

Una parroquia viva tiene un pastor que lleva su caracter "In persona Christi" de manera seria y piadosa.
Una parroquia muerta considera que ambos, el sacerdote y los laicos, pueden consagrar el Santisimo Sacramento.

Una parroquia viva recuerda a los fieles la realidad del pecado y del infierno.
Una parroquia muerta nunca menciona el pecado ni el infierno.

Una parroquia viva reconoce que el Santísimo Sacramento es el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo.
Una parroquia muerta piensa que la Santa Eucaristía no es diferente que comer en un servicio de comida rápida.

Una parroquia viva habla sobre los hechos y viajes de Cristo, de los Apóstoles y de otros Santos personajes.
Una parroquiua muerta habla de los hechos y viajes del sacerdote parroquial y de otros miembros selectos de su entorno.

Una parroquia viva entiende el indisociable vínculo entre las posiciones seculares (fuera de la Iglesia, como la política) con nuestra Fe Católica.
Una parroquia muerta no solo no entiende este vínvulo, sino que incluso se esfuerzan por refutar la verdad conocida de la Iglesia.

Una parroquia viva menciona lo referente al dinero y otras cosas extralitúrgicas en el boletín público.
Una parroquia muerta constantemente se refiere al dinero y a la "comunidad del Diezmo" o "administración" en el boletín parroquial, en los anuncios parroquiales al inicio o final de la Santa Misa, y durante la homilía o prédica.

Una parroquia viva entiende que la oración en silencio es una participación activa en la Santa Misa.
Una parroquia muerta confunde  movimiento con progreso.

Una parroquia viva posee fieles vinculados estrechamente con la Santa Eucaristía.
Una parroquia muerta tiene que obligar a los fieles a contemplar los sagrados misterios.

Una parroquia viva no necesita recordar ninguno de los siete sacramentos.
Una parroquia muerta rara vez menciona algo sobre los sacramentos, y cuando se mencionan, es usualmente por accidente.

Una parroquia viva dice "Señor, yo no soy digno".
Una parroquia muerta dice "Aquí estoy, Señor".

Una parroquia viva tiene muchas estatuas que nos recuerdan los misterios de Cristo, o la vida de algún Santo ejemplar.
Una parroquia muerta, según su antigüedad, tiene muy pocas, no tiene, o bien, todas las imágenes han sido retiradas por ser contrarias al mal llamado "espíritu del Concilio".

En una parroquia viva, los fieles saben que en el altar hay reliquias de algunos santos (Y, si hay fieles realmente atentos, ellos saben que el altar mayor contienen reliquias de los Santos, y que altar no tiene reliquias).
En una parroquia muerta, el altar no contiene reliquias de santos, o bien, los fieles y el sacerdote se han olvidado de que estas reliquias existen.
***
Como vemos, es una flagrante verdad.
Y usted, ¿qué opina?: ¿Tiene alguna comparación que agregar?
Esperamops vuestros comentarios.
In Christo +
MARCVM

3 acotaciones de los Estimados lectores:

Anónimo dijo...

También pudieramos agregar:

En una parroquia viva se escucha en la Santa Misa el sonido del órgano y del coro.

En una parroquia muerta, se escucha el estruendo de guitarras eléctricas, y baterías.

Anónimo dijo...

COMO CELEBRAR LA MISA TRADICIONAL (VIDEOS):

http://catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2009/05/como-celebrar-la-misa-catolica.html

Anónimo dijo...

Dios mio si supieran lo identificada que me siento con este artículo que acabo de leer.
Con la ayuda de Dios puedo añadir que tambien una parroquia muerta es aquella que por mucho que unos fieles quieran que se EXPONGA EL SANTÍSIMO Y SE DAN CUENTA QUE EL CURA NO QUIERE PORQUE ESO ES UNA INVENCIÓN Y UNA BOBERIA. Y SI LE ANIMAMOS Y LO HACE SE SIENTE OBLIGADO HASTA QUE NOS DAMOS CUENTA QUE NO PODEMOS INSISTIR MÁS Y NOS MARCHAMOS A OTRA PARROQUIA, DONDE EL SEÑOR SE DERRAMA DE MANERA MARAVILLOSA Y PODER ORAR POR ESTE POBRE HOMBRE. LA PARROQUIA CADA VEZ MÁS VACIA. DIOS MIO AYUDANOS!!!