domingo, 4 de octubre de 2009

El nuevo Misal Romano.


Hace más de un año, en un artículo sobre el tema de la traducción correcta de la expresión "Pro Multis" de la consagración del vino en la Santa Misa, advertíamos sobre el inminente cumplimiento del plazo correspondiente para la correcta traducción e incorporación en la Santa Misa. La fecha estipulada por la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos fue el día 17 de octubre de 2008.
A casi más de un año de aquella fecha, y a pocos días de cumplirse un año de vencido este plazo oficial, podemos ver como comienza a cumplirse, al menos en parte, las disposiciones de la Santa Sede.
La nueva edición del Misal, para Chile y algunos otros países del cono sur latinoamericano (Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia), han ya entregado la nueva edición, la cual ya ha sido aprobada por la Santa Sede, y ha sido dispuesta para su uso.
En cuanto al plazo máximo para el uso del Misal Antiguo, al menos en Chile, no se ha establecido aún, pero se estima que será un plazo análogo al de Argentina, que corresponde hasta el Primer Domingo de Cuaresma del Año 2010, fecha en la cual una Misa oficiada con la antigua fórmula del Misal romano (la traducción "por todos", que es errónea), sería, más que un abuso, una ilicitud.


Entre las nuevas mejoras de este Misal, podemos mencionar:


1.- El aspecto propio del Misal que, si bien no es fundamental, ha presentado una mejora substancial en el diseño, constituido por dos partes esenciales:
a. La presentación del Misal mejoró en cuanto a sus tapas, que ahora son de un color rojo sangre, de un grosor considerable y muy dignas. Así mismo, el diseño impreso en las portadas ha variado desde una silueta dibujada muy poco agradable, hasta un sencillo anagrama de Cristo (el clásico Chi-Rho), junto con el nombre "Misal Romano".
b.- Los marcadores de páginas (lenguetas), y las cintas, han sido rediseñadas, adoptando algunas formas características de la edición de 1962 del Misal Romano. Las lenguetas son de mayor tamaño, más estilizadas, y con mejor aspecto. Las cintas son de diversos colores, y de muy buen aspecto. Todo esto contrasta con la deficiente presentación del antiguo Misal, con cintas plásticas, o bien, cintas angostas y en poca cantidad, así como lenguetas de escaso tamaño, y muy frágiles.


Podemos ver estas diferencias, en parte, mediante las siguientes fotografías:


La imagen anterior corresponde a la edición del Misal correspondiente al Año 2000. Podemos evidenciar el motivo que adorna las tapas, así como los marcadores de páginas tipo cinta, que son de corte recto y de plástico.


La imagen anterior corresponde a la nueva edición del Misal Romano, que como vemos, es mucho más sobria. Además, podemos visualizar en parta los marcadores de página tipo cinta, los cuales tienen una disposición mucho más delicada, y son de tela.


c.- La inclusión de algunas pinturas de muy buena calidad, en el Misal, adornando las diversas partes del Misal, como el inicio de cada tiempo litúrgico, y del Canon Romano. Esta idea viene a rememorar la usanza que corresponde al Misal Romano antiguo, que utiliza imágenes en partes clave del Misal.


2.- Así mismo, contiene la traducción correcta del "Pro Multis", como "Por Muchos", en la fórmula consecratoria del vino. Junto con ello, y para gran alegría nuestra, la Conferencia Episcopal de Chile ha querido mantener la correcta traducción de "Tomad y Comed", "Tomad y Bebed", y el Vosotros en las fórmulas consecratorias de la oblata, que se pone en contraste con la decisión de las otras conferencias episcopales, que han decidido migrar a la traducción menos correcta ("ustedes", y sus derivados).


3.- Finalmente, entre otras muchas cosas, se verifican dos buenos aspectos en torno a las plegarias eucarísticas:
a.- Se ha colocado, al inicio de cada plegaria, en la hoja inmediatamente anterior, la forma litúrgica de realizar esa plegaria, indicando el momento de juntar las manos, de rezar con manos extendidas, entre otros gestos litúrgicos propios del sacerdote. Esto es clave, para que muchos sacerdotes puedan revisar fácilmente la manera correcta de rezar las plegarias eucarísticas, dando menos cabida a abusos litúrgicos accidentales (pues ahora no se puede argumentar el desconocimiento".
b.- Una gran noticia: Se han SUPRIMIDO las plegarias para Misas con Niños, que son tan poco litúrgicas, y han sido reemplazadas por plegarias para diversas circunstancias (al parecer, corresponderían a las formar alternativas de las plegarias Va, Vb, Vc y Vd, que ahora se llaman D1, D2, D3 y D4 respectivamente. Esto indica un gran avance en materia de liturgia, eliminando las plegarias que carecen de un contenido digno para ser incluidas en el Ordo Missae.


Es de esperar que, en poco tiempo más, el uso de este Misal sea masivo, y podamos tener una liturgia más correcta en nuestras Catedrales, parroquias y capillas.


In Christo +
MARCVM


::: Actualización 05-Octubre-2009 :::


La Conferencia Episcopal de Chile (CECh), por medio de la publicación de un decreto, ha establecido lo siguiente en torno a los plazos, siendo muy específicos:

"En virtud de sus atribuciones, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile estableció como fecha de inicio para el uso de esta nueva versión el Primer Domingo de Adviento del Año Litúrgico 2009-2010, que corresponde al fin de semana del 28 y 29 de noviembre.
El decreto establece que hasta el último día del Año Litúrgico 2009-2010 se permite el uso simultáneo de esta nueva edición y de las traducciones al castellano de la tercera edición típica latina de 1975. A partir del Primer Domingo de Adviento del Año Litúrgico 2010-2011 el uso del nuevo Misal debe ser tenido como el oficial para la celebración lícita de los Misterios del Señor en todo el territorio nacional.
No obstante lo anterior, las palabras “por muchos” en la consagración de la Sangre del Señor deberán comenzar a utilizarse sin excepción a partir del Primer Domingo de Adviento de 2009 cualesquiera sea el Misal que se use. 
"


El texto no se presta a Dudas. Ojalá que sea tomado en cuenta como corresponde, ya que advierte que oficiar la Santa Misa sin el correspondiente Misal, o bien, sin el cambio correspondiente en la Plegaria Consecratoria hará que la Santa Misa sea oficiada de manera Ilícita.

9 acotaciones de los Estimados lectores:

ErmitañoUrbano dijo...

El " ustedes" en la liturgia, es una clara expresion de ignoracncia linguistica y sagrada, por no decir, un apoyo a la Revolucion cultural mundial.

Héctor Emilianus dijo...

Estimado Marcvm,

lamento no compartir su alegría.

La sensación que tengo al asistir con la versión "argentina" del nuevo misal es más que deprimente:

"El Señor esté con ustedes"

"Tomen y coman todos... etc."

"Tomen y beban..."

"Hagan esto..."

La liturgia ha sido sumamente vulgarizada con la supresión del vosotros.

Además, otro comentario con respecto al tamaño: el misal es más grande, pero las letras son más chicas. Y comprimidas de tal forma que páginas enteras quedan practicamente en blanco.

Hace un par de semanas estuve por Santiago de Chile, y si es verdad que el misal mantiene el "vosotros", el cura que celebró en San Lázaro todavía no lo aplica.

En Cristo N S,

L.S.J. dijo...

Yo asistí a una Misa el sábado con el nuevo Misal. La verdad es que me alegra que se reciten las correctas palabras de la consagración, aunque la costumbre es fuerte y suena raro el "por muchos".

La verdad es que el Misal es muy bonito, se ve muy clásico en su presentación. Lo único "malo" es que tiene letra un poco pequeña, según el padre que me lo mostró.

Pude ver las palabras de la consagración y efectivamente se mantiene el uso de "vosotros", aunque consultando con el padre dijo que el uso del "ustedes" es opcional y que aparece en la versión musicalizada, aunque esto alcanzé a comprobarlo por mi mismo.

MARCVM dijo...

Estimado Ermitaño Urbano:
En Efecto: El ustedes me parece una vulgarización de la parte más sagrada de la Misa, que corresponde a la Transubstanciación de la Oblata.
Es como decir: Sagrado Corazón de Jesús, en USTED confío.

En fin...

Estimado Hector Emilianus:
Me imagino que el uso argentino no es muy agradable. Es una pena que no hayan prescrito lo mismo que la conferencia episcopal chilena. Concuerdo contigo en el hecho que una simple palabra cambia todo el simbolismo e importancia de este sacro momento. Sería interesante hacer un análisis de ello, al que me comprometo hacer en cuanto tenga algo de tiempo libre.

Estimado LSJ:
En efecto, uno de los graves defectos del misal, es que pese a su tamaño, la letra es pequeña. Creo que es un poco incómodo, pero eso puede arreglarse (con una edición en letra grande).
En todo caso, discrepo con el Sacerdote que dice sobre el uso indistinto de vosotros-ustedes.
Las palabras de la consagración deben ser dichas tal como lo propone el texto litúrgico. No acatar estas normas litúrgicas, que son de carácter nacional-diocesano es un abuso litúrgico.

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Te felicito!, eres muy joven y ya sabes tooooodas estas cosas ¡Guau! Me das animo con este testimonio de tu pasión por Cristo. Te recomiendo estos blog: http://www.pensamientosindiscretos.com/ y http://arriba-y-lejos.blogspot.com/

Semilla

Anónimo dijo...

Estimado y recién descubierto Marcum:
Por una naturaleza medio huraña, desconfío de quienes regularmente hacen macanas grandes.
Aquí, en la Argentina, los obispos también han impuesto el Misal recompuesto (no traducido, vamos) por ellos como el único medio de celebrar lícitamente los Misterios del Señor. Vea por ahí el decreto. O mejor dicho, "los" decretos (hay dos y son contradictorios: el primero abrogado y el segundo nulo) de institución del Misal.
Pero lo que mueve mis sospechas, y de la peor especie, es esta supuesta y férrea "ilicitud", cuando de hecho, la Iglesia en esta parte de América, respecto de la Liturgia, ha vivido en el limbo durante bastantes años.
Los misales que yo ví no tienen la "recognitio" copiada en la primera página, lo cual es obligatorio; no tienen la edición típica latina junto a la "traducción", como también es preceptivo (los misalitos portátiles del Opus Dei de los años 80 eran así).
Y varias cosillas más.
Y por último, mi sospecha (la peor) es que la redacción de estos decretos, que ciertamente son demasiado semejantes unos a otros y cuya promulgación, razonablemente, debía quedar en manos del ordinario local, tienen por finalidad desalentar la celebración de la Santa Misa en su forma extraordinaria. O sea, la Misa tradicional.
Usté verá: no soy sabio, pero soy viejo. Y déstas conozco .... cientas.
Cordialmente, en Xto. N. S. y María Ssma., desde Buenos Aires, lo saluda
Un amigo

Anónimo dijo...

Hermanos, creo humildemente, que les hace falta el aire renovado que pidió el Papa Juan XXIII.

En verdad sus comentarios me hacen imaginar a un Cristo de cabellos dorados y ojos azules, totalmente lejano a nosotros.

Los invito a enamorarse primero de Cristo y luego de la Liturgia.

Que el Señor los bendiga.

Jaime dijo...

Estimados, creo que su preocupación por las formas litúrgicas es un gran signo de piedad eucarística... Pero las formas son solamente eso, formas... Lo importante es el fondo, el sacrificio de Cristo en la Cruz, por la cual nos salvó de la muerte eterna, y su gloriosa Resurrección, signo más que visible de lo anterior, su redención sobre todo lo creado. Les aliento a seguir preocupándose de las formas, pero los aliento a también preocuparse de vivir plenamente la liturgia, escuchando a Cristo en la Escritura, entregándose con Él en la Plegaria Eucarística y uniéndose a Él en la Comunión, y por qué no, santificando el día por medio del Oficio Divino, con el cual tanto forma como fondo litúrgico están absolutamente unidas y resplandecen también en nuestra vida. Dios nos bendiga.

Anónimo dijo...

Estoy en parte de acuerdo con Jaime, pero la Misa es el centro de uno de los sacramentos mas importantes: La Eucaristia. Es verdad que la liturgia tridentina pecaba de demasiado rigida, y no se contemplaba la "misericordia" como eje de la celebración, sino la "culpa", eso es lo que cambió el Concilio Vaticano II.Con el nuevo misal, es todo un poco más "flexible", pero los sacerdotes se pasan para el lado de la "laxitud",hacen cosas que no estan escritas en las rubricas del misal; inventan plegarias eucaristicas, cuando las rubricas del misal indican "que no se pueden cambiar una palabra ó una parte de ella", y otras parecidas; faltan rubricas sobre algunos gestos en misas importantes y tengo que reconocer que tuve que recurrir a los misales tridentinos para completar las explicaciones que faltan en el misal actual. Por supuesto y eso no lo discuto con nadie, La Evangelización de la casa, trabajo y demás ambientes es lo más importante, pero muchos se preguntan: porque la Iglesia tira por la borda todo su bagaje cultural; la iglesia no solo es Fé, tambien es cultura, sino observa los templos, sus formas, todo tiene un sentido simbolico, nada se ha hecho al azar; la musica liturgica, otro tema espinoso: los mayores se bancan la guitarra igual que el organo, pero si aun joven le ponés el organo en la misa, se van; se nota una cierta intolerancia a ciertas cosas, que no deberían molestar en absoluto. Despues de 16 años de acolito sirviendo en el altar, uno ha visto de todo, lo que pasa que la gente muchas veces no se da cuenta, porque no tiene ni idea de lo que se hace, falta mucha instruccion catequetica y liturgica, para que la gente por lo menos "entienda" y le ayude a "vivir" la misa.