lunes, 27 de julio de 2009

La relajación de las costumbres en la vida religiosa.

Publicado por Cæremoniarius @ 16:53:00
Un excelente análisis de la crisis en la vida religiosa, provocada por el relajo de las costumbres, introducido por una incorrecta interpretación del Concilio Vaticano II. Tomado del excelente blog "Divinas Vocaciones Religiosas".
***
Respecto a la Vida Religiosa y la Iglesia

- Falta de sentido sobrenatural respecto a la Regla y las Constituciones. Éstas no obligan, mucho menos bajo pecado. Son orientaciones para la vida, sin más. No hay reparos en saltarse números de la Regla y Constituciones. La Iglesia enseña que el religioso se santifica en la medida en que observa fielmente y encarna los principios normativos de su Instituto: vivir el Evangelio de Jesucristo según el carisma propio.
- Débil observancia o reformulación del voto de obediencia. Interpretación, según los gustos personales, de la obediencia dialogada. No se ve en el Superior a aquél que hace las veces de Cristo. Individualismo exagerado en aras a una interpretación no católica de la libertad.
- Negativa a vestir el hábito religioso o el vestido talar. Tampoco aceptan el alzacuellos. Visten según la moda del mundo, muchos según la imperante en los años 70. Las religiosas se niegan a vestir según la tradición de sus Institutos por considerarlo un símbolo de la dominación patriarcal de la Iglesia. Religiosas que visten como varones. Religiosos que visten de manera estrafalaria o como si fueran ejecutivos de empresa con chaqueta, corbata, etc.
- Alergia a darse el tratamiento clásico de Padre, Hermano, Madre, Hermana, etc. Se tutean e incluso se ponen motes. No respetan a aquellos que quieren ser tratados según su dignidad religiosa.
- Violación encubierta del voto de pobreza. Bajo la interpretación de que “la verdadera pobreza es la del corazón” no viven las formas tradicionales de pobreza religiosa: comida abundante, personal contratado para su servicio, trajes caros, buenos coches, ordenadores personales, complementos superfluos, etc. Eso sí, se llenan la boca hablando de la justicia social y el compromiso con los pobres, pero viven como burgueses.
- Descontrol en el uso de los medios de comunicación: lectura de cualquier tipo de prensa, televisión, equipos electrónicos personales, abuso del teléfono, acceso ilimitado a Internet. Horas perdidas que pasan delante del televisor y del ordenador. Hay que decir que algunos de estos medios pueden ser motivo grave y comprobado de tentación por sus contenidos y posibilidades.
- Ausencia general del silencio en las comunidades. Ni silencio mayor ni silencio relativo. Verborrea crónica en cualquier lugar y a todas horas. Comidas y cenas en las que se habla y a las que le siguen, “otra vez”, una recreación con charla. Si es norma general la recreación, para compartir con los hermanos después de las comidas, da qué pensar que a un momento de charla le siga otro. Es absurdo. La recreación comunitaria pierde todo su sentido.
- Celebraciones litúrgicas pobres, con abusos y al margen de las rúbricas del Misal Romano. Ley del mínimo esfuerzo en el culto divino. Oficio Divino en comunidad, rezado, mal y deprisa. Sin cantos, exceptuando los de índole profana, sin ceremonial ni progresión solemne. No hay Misa conventual "normalmente". Los frailes, debido a sus compromisos no pueden, y las religiosas van donde les apetezca.
- Formas extravagantes de oración, en ocasiones abiertamente de espiritualidad oriental: oración en corro con cojines en el suelo, sagrarios en el suelo, método yoga, etc.
- Apuesta por el individualismo y la independencia respecto de la comunidad y el Superior. Salen del convento o casa cuando les viene en gana, no dan cuenta de sus gastos (excepto los notables, faltaría más), faltan a los actos comunitarios sin dar satisfacción, etc.
- Confusión respecto a su identidad como religiosos/as y el ser mismo de su Orden. Pretenden que el consagrado sea como el seglar. Eso sí, sin sus obligaciones y deberes, como el tener que vérselas para sustentar una familia, pagar una hipoteca, etc.
- Muchos/as entraron siendo niños entregados por sus padres, debido a los problemas económicos. Religiosos/as que ingresaron para alcanzar cierto status social en "tiempos pasados", de los que hoy echan pestes. Ingresos por desengaños amorosos o por ocultar ciertas desviaciones. De aquellos lodos, estos fangos.
- Exigen sus espacios y tiempos de libertad personal y ocio para salir con sus amistades, frecuentar bares, teatros, cines, actividades deportivas (no para realizarlas sino para acudir a los estadios), ir a la peluquería (caso de muchas religiosas), etc.
- Obsesión por reformular constantemente la vida religiosa conforme a las novedades del momento: abandono de los conventos por pisos, primacía de las actividades externas frente a la vida fraterna común, comunidades reducidas al mínimo, religiosos/as obreras, etc.
- "Titulitis": obsesión por conseguir títulos académicos.
- Actitud contestataria al Magisterio de la Iglesia y apoyo explícito o encubierto a teólogos disidentes o sospechosos como Pagola, Sobrino, Kung, Boff, etc. Gusto por la teología enfrentada al Magisterio oficial.
- Crítica a la figura del Romano Pontífice. Cuestionan la legitimidad de su autoridad y competencias de gobierno sobre toda la Iglesia, incluidos ellos. Relativizan las enseñanzas del Papa, cuando no hacen caso omiso de éstas. Todo lo que viene de Roma les produce sarpullidos. No aman al Papa como a un Padre, ni ven en él al Vicario de Cristo. Lo toleran o lo ignoran, cuando no lo atacan abiertamente, tildándolo de conservador, aliado del poder, etc.
- Se escudan mil y una veces en eso que ellos llaman “espíritu del Concilio Vaticano II”. Sin poner en práctica las disposiciones conciliares, van más allá de la letra del Concilio (que sólo ellos interpretan correctamente) y se escudan en dicho espíritu para innovar, recrear, actuar y pensar como les venga en gana. Interpretaron la “Perfectae Caritatis” (sobre la renovación de la vida religiosa) como quisieron.
- Creen que el Concilio Vaticano II ya está desfasado. Quieren una nueva Iglesia reformada según lo que el "Espíritu" les inspira a ellos: negación de la soberanía suprema del Papa, colegialidad como forma de gobierno, acceso de las mujeres al sacerdocio, aceptación de los protestantes a la comunión eucarística, democracia, etc.
- Relativizan los Dogmas de la Iglesia y ponen en tela de juicio la institución divina de la Iglesia. Lo único infalible son los métodos históricos- críticos que les enseñan que: Jesucristo no tenía conciencia divina, no fundó la Iglesia, no instituyó los Sacramentos, la estructura jerárquica de la Iglesia es fruto de la adopción de las formas mundanas del momento, la Virginidad de María es un mito, la veneración de los Santos una forma supersticiosa y encubierta de paganismo, etc. Todo es relativo.
- La Liturgia no es para Dios sino para los hombres. Se inventan los ritos, las fórmulas de los rituales, hacen y deshacen, según gustos personales, lo que quieren en la Santa Misa y demás oficios litúrgicos. Violan a sabiendas y con plena conciencia las normas de la Iglesia en materia litúrgica. Normas repetidas hasta la saciedad por los Papas y la Sagrada Congregación para el Culto Divino. El abuso litúrgico está a la orden del día. Lo que siguen fielmente según la “tradición” es “pasar el cepillo para la limosna”. Eso no lo infringen.
- Abandono de la confesión individual y sustitución por las absoluciones generales.
- Alergia a las formas clásicas de arte sagrado. Prefieren las imágenes abstractas, los ornamentos simplones (si es que se los ponen para oficiar), los vasos sagrados de materiales innobles, las bancas sin reclinatorio, las mesas (no les gusta llamarlos altares) de formas geométricas extravagantes, el uso de la guitarra y la música profana, etc.
- Alergia al latín litúrgico, al órgano, al canto gregoriano y la música sagrada.
- Abandono de los apostolados tradicionales y dedicación a otros que son ajenos a la tradición de sus Institutos. Todo parece tener cabida en “su retorno a las fuentes”. Obsesión por los pobres y marginados, con los que actúan prácticamente como agentes sociales. No hay predicación del Evangelio, ni enseñanza de la doctrina. Es una labor muy loable y necesaria pero ya hay otros entes en la sociedad especializados en eso. Los religiosos/as no son miembros de una ONG, ni funcionarios de un departamento de asuntos sociales.
- Inexistencia de la instrucción religiosa en sus colegios. ¿Cómo es posible que al terminar el colegio la mayor parte de sus alumnos “pasen de la religión”? Quisieron ser “modernos” para acercarse a la juventud pero la juventud no estaba por la labor. Su nueva pedagogía ha sido un absoluto fracaso. De estos colegios religiosos, ni salen vocaciones, ni cristianos comprometidos. ¿Para qué están entonces? Quizá porque son económicamente rentables… menos capillas y más canchas de baloncesto. Muchas congregaciones viven de estas fábricas de hacer dinero pero cuando no tienen personal religioso, no las suelen dejar a las asociaciones de padres o grupos interesados, no. Lo que prima es vender, que así se hace caja.
- Crítica, calumnia y difamación para los que ellos consideran “antiguos”, “conservadores”, “carcas”, “papistas”, “pre- conciliares”, etc. Los ningunean y los eximen de sus reuniones, congresos, jornadas y demás actividades, a las que son muy propensos, para intentar solucionar el mundo y los problemas de la Iglesia. Entre comilonas y dinámicas infantiles, imponen su modelo eclesial como medio para superar la crisis vocacional, que por otro lado sólo parece afectar a los que se caracterizan por estas notas que estamos señalando.

¿Qué les queda?

- Noviciados vacíos.
- Comunidades envejecidas.
- Cuentas bancarias bien dotadas.
- Innumerables bienes con los que especular.
- Ganas de seguir guerreando y desobedeciendo.
- Orgullo. Mucho orgullo propio para aceptar con humildad que se han equivocado y aprender de aquellos Institutos que con verdadero espíritu religioso perpetúan, hasta que Dios quiera, la obra que les encomendó.
Observación: No todas estas características las presentan todos los Institutos. Algunos cumplen la mayoría, otros algunas, otros casi ninguna, otros se alejan cada vez más de ellas y retornan a la observancia... Para los que creen que esto falta a la caridad: no hay caridad sin verdad. No nuestra verdad, sino la verdad de la Iglesia. Pero si no se sabe quién gobierna la Iglesia, o se suspira por otro modelo distinto de Iglesia, la casa se derrumba. Lo que hemos dicho, lo hemos visto con nuestros ojos, escuchado con nuestros oídos, leído en muchos testimonios. La verdad ofende.
***
En realidad, es un análisis muy concluyente, donde vemos que el relajo de las costumbres religiosas ha provocado, mayoritariamente, el descenso de las vocaciones, ya que, bajo estas condiciones, la vida religiosa no se ve atractiva para la juventud.
¿Qué opina usted?.

In Christo +
MARCVM

lunes, 20 de julio de 2009

Parroquia viva v/s Parroquia muerta.

Publicado por Cæremoniarius @ 18:49:00
V/S
Un nuevo e interesante artículo, que hace una comparación sobre las características principales de una parroquia viva y una parroquia muerta. El original fue tomado del blog Christus Vincit, que a su vez, ha tomado este artículo del blog The Lair of the Catholic Cavemen, y ha sido traducido del inglés y adaptado por Sacram Liturgiam.
***
Una parroquia viva tiene una vida eucarística centrada en Cristo, donde el Sagrario (o tabernáculo) es el eje central.
Una parroquia muerta tiene al hombre como eje central.

Una parroquia viva celebra el sonido de los bebés llorando como un signo de que la parroquia está creciendo.
Una parroquia muerta celebra el sonido de las conversaciones, los saludos y las faltas de atención antes, durante, y después de la Santa Misa como un signo de que la parroquia es bienvenida.

Una parroquia viva tiene un pastor que lleva su caracter "In persona Christi" de manera seria y piadosa.
Una parroquia muerta considera que ambos, el sacerdote y los laicos, pueden consagrar el Santisimo Sacramento.

Una parroquia viva recuerda a los fieles la realidad del pecado y del infierno.
Una parroquia muerta nunca menciona el pecado ni el infierno.

Una parroquia viva reconoce que el Santísimo Sacramento es el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo.
Una parroquia muerta piensa que la Santa Eucaristía no es diferente que comer en un servicio de comida rápida.

Una parroquia viva habla sobre los hechos y viajes de Cristo, de los Apóstoles y de otros Santos personajes.
Una parroquiua muerta habla de los hechos y viajes del sacerdote parroquial y de otros miembros selectos de su entorno.

Una parroquia viva entiende el indisociable vínculo entre las posiciones seculares (fuera de la Iglesia, como la política) con nuestra Fe Católica.
Una parroquia muerta no solo no entiende este vínvulo, sino que incluso se esfuerzan por refutar la verdad conocida de la Iglesia.

Una parroquia viva menciona lo referente al dinero y otras cosas extralitúrgicas en el boletín público.
Una parroquia muerta constantemente se refiere al dinero y a la "comunidad del Diezmo" o "administración" en el boletín parroquial, en los anuncios parroquiales al inicio o final de la Santa Misa, y durante la homilía o prédica.

Una parroquia viva entiende que la oración en silencio es una participación activa en la Santa Misa.
Una parroquia muerta confunde  movimiento con progreso.

Una parroquia viva posee fieles vinculados estrechamente con la Santa Eucaristía.
Una parroquia muerta tiene que obligar a los fieles a contemplar los sagrados misterios.

Una parroquia viva no necesita recordar ninguno de los siete sacramentos.
Una parroquia muerta rara vez menciona algo sobre los sacramentos, y cuando se mencionan, es usualmente por accidente.

Una parroquia viva dice "Señor, yo no soy digno".
Una parroquia muerta dice "Aquí estoy, Señor".

Una parroquia viva tiene muchas estatuas que nos recuerdan los misterios de Cristo, o la vida de algún Santo ejemplar.
Una parroquia muerta, según su antigüedad, tiene muy pocas, no tiene, o bien, todas las imágenes han sido retiradas por ser contrarias al mal llamado "espíritu del Concilio".

En una parroquia viva, los fieles saben que en el altar hay reliquias de algunos santos (Y, si hay fieles realmente atentos, ellos saben que el altar mayor contienen reliquias de los Santos, y que altar no tiene reliquias).
En una parroquia muerta, el altar no contiene reliquias de santos, o bien, los fieles y el sacerdote se han olvidado de que estas reliquias existen.
***
Como vemos, es una flagrante verdad.
Y usted, ¿qué opina?: ¿Tiene alguna comparación que agregar?
Esperamops vuestros comentarios.
In Christo +
MARCVM

viernes, 17 de julio de 2009

Algunas Mejoras para el Novus Ordo Missae.

Publicado por Cæremoniarius @ 18:38:00
Muchas veces en este último tiempo, hemos escuchado sobre las supuestas "reformas" al Novus Ordo Missae, por parte de S.S. Benedicto XVI, algunas de las cuales ya se encuentran contenidas en la nueva edición del Misal Romano, que pronto saldrá a la luz. Es por ello que les presentamos, en 10 puntos sencillos, las DESEABLES mejoras para el Novus Ordo Missae, que podrían, en parte, eliminar algunos abusos litúrgicos existentes. El presente texto ha sido tomado del blog Christus Vincit, y ha sido traducido, adaptado y aumentado por Sacram Liturgiam. Esperamos sus comentarios.
***
1.- Suprimir las opciones de no rezar el "Confiteor" durante el rito penitencial. El suprimir el "Confiteor"  no expresa adecuadamente un reconocimiento del pecado cometido. (Esto es de gran necesidad para la Iglesia, de manera de recuperar el sentido del pecado personal.)

2.- Revisar el Leccionario y restaurar los pasajes bíblicos omitidos. (Al igual que las lecturas tomadas en los últimos domingos después de Pentecostés en la Forma Extraordinaria del Rito Romano, llamado también 'Usus Antiquior').

3.- Hacer que el Credo Niceno (de Nicea y Constantinopla) sea el único utilizable para la Santa Misa. (Por desgracia, la nueva edición del Misal Romano contiene la opción de utilizar el "Credo de los Apóstoles").

4.- Restaurar las oraciones del ofertorio (relativas al ofrecimiento de pan y vino) a las correspondientes a la forma extraordinaria del rito romano. (Estas oraciones realmente logan captar profundamente la intención del celebrante y son mucho mejores que las oraciones que tenemos ahora, las cuales son de un claro origen judaico).

5.- Suprimir las Plegarias Eucarísticas para Misas con niños, y las Plegarias Eucarísticas de la Reconciliación. Ellas contienen fórmulas que muestran una fe muy banal. Si bien, estas son totalmente válidas, no se observa la necesidad de éstas. Y entrando en el tema de las Plegarias Eucarísticas, sería útil reformar las Plegarias Eucarísticas II-IV (Sí, la Plegaria Eucarística II, que es la Plegaria Eucarística del Padre Rapidín!), agregando referencias explícitas hacia el sentido Sacrificial de la Misa, que es primordial. Si se necesitan más Plegarias Eucarísticas, podríamos mirar algunas anáforas de los Ritos Orientales: La anáfora Maronita es particularmente muy buena (se podría adaptar para el uso romano).

6.- Restaurar las rúbricas antiguas que corresponden al Canon Romano. Las múltiples genuflexiones y bendiciones, no son simples repeticiones, sino que refuerzan el aspecto ceremonial de la Sagrada Liturgia en los puntos más importantes de la Plegaria. (También recuperar el énfasis en la expresión "Nobis quoque peccatoribus").

7.- Mover o eliminar el signo de la paz. (Quizás sería una mejor idea eliminarlo, ya que es un abuso en la mayoría de los casos, ya que pasa de un saludo litúrgico (la paz sea contigo), a un saludo profano (y más que eso: Hola!, ¿Cómo estás?, ¿Cómo están tu esposa y tus hijos?; o bien, se dan un grande y sonoro beso. Podría quizás, en caso de querer mantener este rito, hacerse antes del ofertorio.)

8.- Restaurar la opción de recitar el último evangelio (de hecho, son escasas las oportunidades en que podemos escuchar el primer capítulo del Evangelio según San Juan). Podría pensarse en ello como una especie de "epílogo" de la Santa Misa. Por otro lado, sería útil restaurar la obligación de rezar las "preces leoninas", o bien, una adaptación de ellas, como modo eficaz de acción de gracias después de haber recibido al Santísimo Sacramento y de haber participado de la Santa Misa. (Es una excelente idea, pero no creo que al Padre Rapidín le guste!)

9.- Que toda la "Liturgia Eucarística" sea hecha en la misma dirección que la gente, es decir, "Ad Orientem", y que el sacerdote solo quede "de cara al pueblo" para los momentos en los cuales "dialoga" con el pueblo fiel. (Sería muy interesante la obligación, además, de rezar el Confiteor ("Yo confieso"), el Gloria, la Oración Colecta y el Credo, también de forma "Ad Orientem", es decir, todos mirando hacia la Cruz, y que el sacerdote solo se de vuelta hacia el pueblo cuando entre en diálogo con él.)


10. Restauración de las vestimentas sagradas. Honestamente, ¿Podemos decir que la Liturgia es mejor sin amitos, cíngulos, manípulos, o bien, con las nuevas "modas" en vestiduras litúrgicas, como "ponchos", y casullas surrealistas (si es que las ocupan)? ¿Realmente las nuevas modas litúrgicas excitan la piedad y elevan el corazón hacia los Sagrados Misterios?
***
Esperamos vuestros comentarios y aportes.
In Christo +
MARCVM

:::::: ACTUALIZACIÓN: 19 - Julio - 2009 ::::::
Actualizamos la presente entrada, con un comentario de un distinguido lector, que expone otro punto para esta especie de Reforma del Novus Ordo:
11.- Rezar - y mejor, cantar - en latin (o griego según corresponda) las oraciones comunes, como el Kyrie, el Gloria, el Sanctus, y las formulas fijas, como el Agnus Dei y el Domine non sum dignus. (¿No es capaz uno cualquiera de aprender en inglés rocks y raps satanicos? ¿No es capáz una persona aprender la canción de moda?). La Missa de Angelis debería ser enseñada en cada parroquia, porque es fácil de seguir y muy bonita.
Agradecemos a "Victor Peregrino" por sus comentarios.

:::::: ACTUALIZACIÓN: 20 - Julio - 2009 :::::: 
 En los foros de Catholic.net, han surgido 2 interesantes propuesta, a sugerencia del usuario catanvm31.
12.- Restablecer el uso de los comulgatorios, para quienes deseen recibir la comunión en la boca y de rodillas. (Podría agregarse, además, la prohibición de la comunión en la mano, que es un indulto de la Santa Sede a la forma común).
13.- Normar el decoro de los templos. (Creo que sería interesante contar con libros normativos y sugerentes en torno al decoro del lugar sagrado, que podría venir enriquecido de numerosos consejos para realizar, por ejemplo, purificación de paños sagrados, etc, según las normas de la Iglesia, que serían de mucha utilidad para Sacristanes, equipos de litúrgia, entre otros entes.)
Así mismo, un usuario anónimo ha hecho su aporte, que es muy interesante, de los cuales rescato los presentes puntos:
14.- Recuperar el toque de campanilla en la consagración, cuando esté presente el acólito. (Incluso, sería útil recuperar los otros toques de campanilla, como por ejemplo, al inicio de la Santa Misa, en el Sanctus, en el Agnus Dei, etc.)

15.- [Hacer] Obligatorio el lavatorio de manos. (Yo creía que era obligatorio. Deberemos esforzarnos porque sea realmente un signo conforme a las normas litúrgicas).


16.- Preservar los silencios en los mementos en la Plegaria Eucarística, de modo que dé tiempo a orar por muertos, vivos, etc. De la misma forma, hacer un minuto de meditación en silencio tras la Homilía y unos 5 minutos en silencio tras la Comunión. (Me parece muy útil el hecho de recuperar los tan necesarios silencios en la Santa Misa.)
Agradecemos los comentarios y esperamos más sugerencias y aportes.
+

miércoles, 15 de julio de 2009

Invitación.

Publicado por Cæremoniarius @ 16:47:00
 
Divulgamos la Siguiente Invitación: 
***
Invitamos a participar de la Sancta Missa en su Forma Extraordinaria de acuerdo al Motu Proprio “Summorum Pontificum” del Papa Benedicto XVI, que se efectuará el próximo domingo 19 de julio de 2009 a las 17:00 hrs., y cada segundo y tercer domingo de mes si Dios así lo quiere, en el Templo Parroquial de Santa Bárbara de Casablanca, Chile.
La Sancta Missa será oficiada por Monseñor Jaime Astorga Paulsen.
Su presencia será altamente valiosa en esta ceremonia litúrgica que promueve la Tradición Católica según el querer del Sumo Pontífice reinante.
Le rogamos haga extensiva esta invitación.
Casablanca, Chile, julio de 2009.
***
Le invitamos muy cordialmente a participar del Santo Sacrificio de la Misa junto a nuestros hermanos de Casablanca, e invitamos a quienes no puedan asistir, a rezar por la extensión del Usus Antiquior en nuestro país.

martes, 14 de julio de 2009

Secuencia de Desacralización.

Publicado por Cæremoniarius @ 18:58:00
Escribiendo hace poco en un foro, he notado la "ingenuidad" de muchos en torno a la relación entre la falta de testimonio y la desacralización de la vida cristiana. Un ejemplo de ello es:
[...] yo no veo una relación directa entre la falta de casulla en un sacerdote y la falta de gente orando ante el Santísimo.
A lo cual yo respondí con la siguiente secuencia, intentando hacer una especie de silogismo:

"Yo si la veo, en sencillos pasos:
    • Sacerdote no usa casulla.
    • Sacerdote no le importan las normas litúrgicas.
    • Sacerdote dice que la Misa es solo un recuerdo.
    • Sacerdote no confiesa.
    • Sacerdote no se viste como sacerdote.
    • Sacerdote no da ejemplo de su sacerdocio.
    • Sacerdote deja de preocuparse por las cosas de Dios.
    • El pueblo fiel se da cuenta de esto.
    • El pueblo fiel acoge el modelo del Sacerdote.
    • El pueblo fiel no da ejemplo de ser cristiano.
    • El pueblo fiel no va a Misa (porque es un recuerdo).
    • El pueblo fiel no se acerca a los sacramentos.
    • El pueblo fiel deja de vivir el Ser Cristiano.
    • El pueblo fiel se va de su parroquia.
    • El pueblo fiel se convierte a una religión protestante de moda.
    • Las Iglesias quedan vacías.
Está tan claro como el agua."
 Me asalta una pregunta: ¿Qué opina Usted?.
In Christo +
MARCVM

lunes, 13 de julio de 2009

¿Y para qué necesitamos a los Párrocos?

Publicado por Cæremoniarius @ 19:23:00
A continuación, una noticia, sobre el papel laical en una muy peculiar diócesis, a cargo de un muy peculiar cardenal. Nuestros comentarios en Rojo. Énfasis en Azul.
***
Laicos hacen tareas eclesiáticas
Por falta de curas, la Iglesia Católica recurre a civiles para que sean guías espirituales.
Diario La Opinión  -  08 de Julio de 2009

Margarita Flores, de 49 años de edad, se ha convertido en la primera mujer hispana que está autorizada por la Arquidiócesis de Los Ángeles a dar liturgia eucarística y ha ser la guía espiritual de la Iglesia Católica del Sagrado Corazón de Jesús, en Compton. [Oh!. Como si fuera poco, es Guía Espiritual de una parroquia, suplantando la autoridad del sacerdote. Todo un abuso]
Flores, madre de seis hijos y divorciada hace 16 años, nació en Morelia, Michoacán y cuenta con una maestría en Teología de la Universidad Fuller, en Pasadena. [Cuidado, porque la Guía de la Comunidad es Divorciada!. Todo un ejemplo de Católico, un modelo a seguir.]
"Estoy completamente segura que estoy preparada para la responsabilidad. Tengo más de 25 años de envolvimiento a nivel pastoral en diferentes iglesias. Yo he tenido el valor de enfrentarme a tantas barreras a dentro de la iglesia por ser mujer, pero creo que esta es mi vocación y por eso he logrado romper con las barreras", dijo Flores a La Opinión. [Oh.. Ha tenido que luchar en contra de las barreras de la Iglesia por su condición de mujer. Claro, porque en la Iglesia no hay Sacerdotisas o diaconisas... y Ahora ha encontrado su vocación, como una Párroca!!!]
Flores, quien tiene hijos de edades entre 27 a 18 años de edad, señaló que aunque celebra la liturgia eucarística, no puede hacer la consagración de las hostias ni realizar ningún otro sacramento como el bautizó o la extrema unción.
"Cuando tengo la celebración de la palabra, es en la ausencia de un sacerdote", agregó Flores.
John Woolway es el sacerdote que trabaja con ella o como él prefiere decir, trabaja para ella.
"Yo soy el ministro sacerdotal. Yo la estoy apoyando a ella. Ahora ella está a cargo de la parroquia. Yo no soy el párroco. Ella es la directora de vida parroquial. Ella está a cargo de la guía espiritual y la administración de la parroquia", explicó el padre Woolway, quien añadió que la falta de sacerdotes ha obligado a que la arquidiócesis haga cambios para incluir a laicos en las iglesias. [Entonces, me pregunto, ¿qué labor pastoral hace este sacerdote?... Habrán tan pocos sacerdotes en esta diócesis... veamos lo que sigue]
Para Kathy Russell, directora del Programa Vida Parroquial, estos cambios han sido impulsados por el Cardenal Roger Mahony, quien ha visto en los laicos como Flores, el apoyo que la iglesia necesita para continuar trabajando. [Ahora se vislumbra el Panorama.. El Cardenal que tanto ha salido a la discusión pública por sus reiterados abusos litúrgicos y su rebeldía, es quien avala todo este escándalo. Ahi nos damos cuenta de donde proviene todo este descalabro].
El cardenal Mahony escribió estos cambios en un documento llamado "Sirviendo de hombro a hombro" que contiene los lineamientos bajo los cuales operan los directores laicos.[Poseerá un Nihil Obstat.. estará aprobado por al Santa Sede: NI SOÑARLO.]
A partir del pasado 1 de julio son siete los directores de Vida Parroquial, cinco de las cuales son mujeres.
Los requerimientos para el cargo son: formación espiritual, experiencia pastoral, maestría en teología, católicos practicantes y reunirse con un director espiritual constantemente. Además, deben pasar varios niveles de investigación que va desde un chequeo criminal hasta un análisis psicológico. [ Católico Practicante = Divorciados... Esto huele muy mal]
El experto en teología y religión de la Universidad del Sur de California (USC), John Crossley, considera que cada vez se verán a más laicos a cargo de iglesia, especialmente a mujeres, quienes han estado relegadas a cargos inferiores en la iglesia católicos. [Relegadas a cargos inferiores?... es que claro, hoy, como se predica la igualdad de todo, a tiempo y destiempo, en contra de lo que nos entrega el mismo Cristo, olvidamos que fuimos creados por Dios para diversas actitudes... Huele a feminismo puro.]
"Aunque estamos viendo estos cambios. Yo considero que es más fácil que la iglesia católica acepte por sus principios teológicos que los sacerdotes se casen a aceptar que las mujeres puedan consagrar el pan y el vino o realizar algún otro sacramento", acotó el experto. [Claro.... nuevamente esta teología de minimos, en contra de la doctrina de la Iglesia]
La arquidiócesis de Los Ángeles tiene 300 iglesias, 951 sacerdotes activos y 150 retirados. La necesidad es tanta que la mayoría de los sacerdotes retirados continúan activos y dando apoyo a las parroquias y a los Directores de Vida Parroquial. [Oh!. Nos encontramos con un dato asombroso: Hay 300 iglesias y 951 sacerdotes activos!... Alcanza para más de 3 sacerdotes por parroquia!!!]
Análisis de las Imágenes:
Imágen 1: Podemos ver claramente un "Nuevo Rito" de Bendición de la nueva Ministra y párroca.... Esto realmente es un abuso Litúrgico grave.
Imágen 2: Notamos como la Ministra está usando alba, que es una vestimenta reservada solo para ministros ordenados de la Iglesia. Sí!, es un Nuevo Abuso Litúrgico, y Grave.
***
 Como Vemos, este es el nuevo descalabro litúrgico pastoral de alguna diócesis de Estados Unidos. Es un ejemplo de progresismo puro, sin bases en la doctrina, y que contradice al magisterio pontificio y doctrinal de la Iglesia, y al principio de Hermenéutica de la Continuidad, querido por nuestro Papa Benedicto XVI.
Recemos para que, al final, la Iglesia triunfe sobre el poder del demonio, que como vemos, está actuando siempre en la Iglesia.
San Miguel Arcángel, Ora pro Nobis.

Mi lista de blogs

Seguidores