lunes, 15 de marzo de 2010

Rubricismo y Amor a la Liturgia


Sin duda, y como lo he manifestado en numerosas ocasiones, la Liturgia de hoy en día tiene graves problemas, donde el origen de ellos tiende a ser la pérdida de la dimensión sobrenatural de la Sagrada Liturgia.

Ahora bien, algo que es muy importante, y que muchas veces se puede convertir en algo grave, es el hecho de un excesivo rubricismo. El rubricismo, entendido en el aspecto litúrgico, corresponde a un excesivo escrúpulo por cumplir las normas litúrgicas al pie de la letra, pero con la intención de hacerlo por cumplirlas. Esto es claramente grave, porque es quedarse en la forma de la liturgia, abandonando el fondo de ésta que es igualmente importante.

Muchas veces, a quienes realmente nos preocupamos por conservar el carácter sobrenatural intrínseco de la Liturgia, se nos trata de "Faltos a la Caridad" o "Rubricistas". Y esta queja, a menudo, tiene su fundamento en que muchas veces se defiende de manera excesiva la rùbrica por sobre su significado.

Cuidar la Liturgia, y velar por que se cumplan las rùbricas litùrgicas al pie de la letra está muy bien, y de hecho, es lo que cualquier Cristiano debería hacer (los sacerdotes mayor aún, aunque también es deber de los laicos hacerlas cumplir), siempre y cuando se haga con miras al fondo real del asunto, que siempre constituirá la manera acertada de mirar las cosas.
El denunciar a quienes hacen mal algo, ya sea diciendo nombres (lo cual se debe hacer según el modelo de la Caridad Fraterna), o bien, ejemplificando casos que puedan suceder en todas partes (como habitualmente ocurre en muchos blogs de internet, de los cuales éste es uno de ellos), constituye un ejemplo de la necesidad de que, por una parte, los laicos velen por que se cumplan las normas que ha dispuesto la Iglesia para la Sagrada Liturgia, así como de que muchos puedan enterarse de lo que está mal, las causas que conlleva hacer las cosas mal, y la forma en que se puede evitar semejantes abusos. Y esto, no constituirá un "juicio temerario" o una "falta a la caridad", en la medida de que exista una Recta intención, de que la Liturgia conserve su carácter sobrenatural, expurgándola de todo abuso o intromisión de la creatividad.

Para finalizar esta reflexión, me permito poner una especie de desafío, que es el aprovechar lo que aún queda de esta Santa Cuaresma, para poder introducirse en el Mysterium Fidei, de manera de interiorizarse aún más en la Liturgia, en su sentido, en su importancia, de manera de llegar a la Pascua sabiendo que, en la Santa Misa, realizamos el verdadero Sacrificio del Calvario, que se renueva en medio nuestro, y en donde se hace presente el mismo Cristo, Señor y Dios nuestro, quien derrama su Sangre en el Càliz glorioso, y que nos entrega su Carne en la Sagrada Comunión, de manos del Sacerdote, que "in persona Christi", ofrece este Sacrificio, que es el único agradable a Dios.

+

lunes, 8 de marzo de 2010

IV Domingo de Cuaresma: "Laetare"

Nunca está demás recordar algunas cosas relacionadas con el IV Domingo de Cuaresma, que es un Domingo excepcional, junto con el III Domingo de Adviento, pues difieren en algunas de las características propias de cada tiempo.

Esta Dominica cuarta de Cuaresma, se llama "Laetare", debido a la antífona gregoriana del Introito de la Misa, tomada del libro del Profeta Isaías (Is. LXVI, 10): 
Lætare, Jerusalem: et conventum facite omnes qui diligitis eam: gaudete cum lætitia, qui in tristitia fuistis: ut exultetis, et satiemini ab uberibus consolationis vestræ.
Ps. CXXI, 1. Lætatus sum in his, quæ dicta sunt mihi: in domum Domini ibimus.
Regocíjate, Jerusalén, vosotros, los que la amáis, sea ella vuestra gloria. Llenaos con ella de alegría, los que con ella hicisteis duelo, para mamar sus consolaciones; para mamar en delicia a los pechos de su gloria.
Sal. 121, 1. ¡Qué alegría tan grande la que tuve cuando oí que dijeron: ¡Andando ya, a la casa del Señor!.
 
Como vemos, la liturgia de este Domingo se ve marcada por la alegría, ya que se acerca el tiempo de vivir nuevamente los Misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, durante la Semana Santa. Al igual que el tercer Domingo de Adviento ("Gaudete"), se rompe el esquema litúrgico de la Cuaresma, con algunas particularidades:
1.- Predomina el carácter alegre (litúrgicamente hablando)
2.- Se usa color rosáceo en los ornamentos (siempre que esto sea posible).
3.- Los ornamentos pueden ser más bellamente adornados.
4.- Los diáconos pueden utilizar dalmática.
5.- Se puede utilizar el Órgano.

En general, son normas plenamente aplicables a ambas formas del rito romano, salvo del hecho de que algunas son obligatorias en la forma extraordinaria.


Entrando más en el sentido litúrgico de este Domingo, vemos que todo gesto y signo involucra algo verdaderamente en consonancia y dirección a los Sagrados Misterios que se vivirán pronto, donde el Señor sufre su pasión, muere por nuestros pecados, y resucita para darnos la Salvación. El Evangelio que corresponde a la Liturgia Tradicional (Jn. 6, 1-15), nos muestra la multiplicación de los cinco panes de cebada y los dos pescados, con los cuales Cristo alimenta a la multitud que acude a Él. Esto, en la antesala de lo que en Semana Santa conmemoramos como la Santa Cena en el Jueves Santo, donde Cristo se entrega en el Santo Sacrificio de la Misa como Pan de Vida eterna. 
No menos importante es, por ejemplo, el Gradual de la forma gregoriana (lo que vendría a corresponder al Salmo Responsorial en la forma ordinaria), donde se canta: "Que alegría tan grande la que tuve, al oír que dijeron: ¡Andando ya, a la casa del Señor!". Y es que el Domingo Laetare nos invita a mirar más allá de la triste realidad del pecado, mirando a Dios, quien es fuente de infinita Misericordia. Es una nueva invitación a convertirnos de corazón hacia Dios, para Amarlo y cumplir sus preceptos, que nos hacen libres. Así mismo, no se debe olvidar que permanecemos en Cuaresma, por lo cual el Domingo Laetare no es un alto de la penitencia, sino que es para recordarnos que siempre, detrás de toda penitencia está el deber de aborrecer el pecado, el propósito de no pecar más y de confesar los pecados, para así vivir en Gracia, que nos es otorgada por Dios en su infinita misericordia.

Recomendaciones prácticas: Sería muy útil que, durante este Domingo, se puedan hacer las siguientes actividades:
1.- Hacer un acto de penitencia (de preferencia, ofrecerlo durante la Semana de la cual este Domingo es comienzo, en reparación por nuestros pecados y los del mundo)
2.- Acudir a la Confesión Sacramental, previo acto de contricción y examen de conciencia.
3.- Hacer el propósito de cantar los cánticos de la Santa Misa (Los Cantos debidamente litúrgicos) sin acompañamiento, es decir, sin ayuda de ningún otro instrumento más que la voz. Con ello, prepararemos el Corazón en el silencio y la sobriedad para vivir la alegría de la Resurrección del Salvador.

viernes, 5 de marzo de 2010

Taller sobre la Santa Misa Tridentina en Portugal.


La Asociación de Sancta Missa Tridentina en Portugal invita a todos a participar del Taller sobre la Santa Misa en la forma Extraordinaria del Rito Romano, conocida como Misa Tridentina, que se realizará en Fátima, durante el mes de Septiembre de 2010. 
La anticipación de esta inscripción, es para poder realizar toda la organización necesaria para tal evento, mediante una pre-inscripción.
En el sitio de esta asociación (al que puede acceder desde aquí), se informará sobre los temas a tratar durante el taller, la inscripción, así como la estadía, para el caso de personas extranjeras a esa zona que deseen participar.
Además, todas las conferencias serán traducidas al portugués, y en la medida de que sea necesario, al Español, por lo que será una gran posibilidad de participar de una excelente iniciativa de formación.

Para cualquier sugerencia o consulta pertinente, puede realizarla al correo electrónico: sanctamissa.portugal@gmail.com.

Invitamos por cierto a todos quienes quieran participar a hacerlo, dado que es una iniciativa muy interesante de formación y profundización en la Fe. Además, la posibilidad de que sea en Español es algo que se da muy escaso en estos días. Animamos a todos quienes deseen a participar.

In Christo +
MARCVM

Hermanas de la Visitación


El terremoto de 8,8 grados (en la escala de magnitud de momento o Richter modificada) ha sido un duro golpe para nuestro país, Chile.
Fuera de todas las muertes, los heridos, y las graves consecuencias económicas a nivel familiar y empresarial, se encuentra un punto no menor, que es la destrucción de numerosos templos parroquiales, capillas, e inclusive, las catedrales, dentro de la zona afectada, declarada por el Gobierno como "Zona de Catástrofe".

Una de las Iglesias más afectadas por tal sismo, es sin duda, la Iglesia y el monasterio de las Hermanas de la Visitación de María Santísima (Primer Monasterio).
Éstas hermanas han quedado hacinadas en 3 salas, y parte del Coro (lugar donde rezan). El resto de las instalaciones es inhabitable, y se ha visto totalmente inaccesible, siendo una pérdida muy grande en el sentido arquitectónico sacro y litúrgico.

Para los chilenos que quiera ayudar a las Hermanas en la reparación de la Iglesia y el monasterio, pueden aportar económicamente en la siguiente cuenta:




Primer monasterio de la visitación
Banco de Chile
cuenta corriente numero: 0005842704
RUT: 70.021.630-6 (para transferencias electrónicas)
Si usted es extranjero, pero igualmente quiere ayudar a las Hermanas del Primer monasterio de la Visitación, puede hacerlo mediante el uso del Código SWIFT para depósitos fuera de Chile, que es: BCHICLRM.

Agradecemos de antemano toda ayuda, ya sea económica, o de oración por estas hermanas.

In Christo +



ACTUALIZACIÓN: 08-03-2010.
Hemos recibido, mediante un colaborador, correspondencia por parte de las hermanas afectadas:
Viva † Jesús

Estimado,
Todos los arquitectos y calculistas coinciden en que la estructura de este Monasterio es casi indestructible, por lo que se ha decidido que no queda más que restaurar. La restauración será larga y cara y ya veremos cómo se va haciendo. Por el momento nos están haciendo algunos presupuestos. Las estimaciones sobrepasan bastante los 100 millones, pero sabemos que Dios proveerá. Por el momento nos las estamos arreglando, pero hay muchas Hermanas enfermas, al parecer porque hemos respirado muchísima tierra probablemente repleta de virus y bacterias.
En el Sagrado Corazón de Jesús y María le quedo muy unida y agradecida,
Hermana María Magdalena VSM