domingo, 3 de octubre de 2010

Publicamos a continuación la segunda parte del interesante artículo del Pbro. Don Salvador Aguilera, publicado en el blog Lex Orandi. Como dijimos anteriormente, en este artículo, que es parte de una serie de entregas las cuales publicaremos en nuestro blog, tienen como denominador común el Caeremoniale Episcoporum (Ceremonial de los Obispos), libro litúrgico de la Iglesia que contiene una serie de rúbricas para la Misa Pontifical. Y lo curioso de este libro que, dicho sea de paso, tiene su versión anterior y posterior a la reforma litúrgica, es que entrega una serie de respuestas a muchas dudas que surgen en nuestras parroquias e iglesias, en torno a cómo celebrar la Sagrada Liturgia, ya sea en cualquiera de las formas del Rito Romano.

A continuación, publicamos el texto de dicho artículo, al cual hacemos comentarios.
+
Vestiduras de los Prelados





En el Apéndice I del CE se trata de las Vestiduras de los Prelados: I-Obispos, II-Cardenales, III-Otros Prelados y IV-Canónigos. Iremos analizando estos números: del 1199 al 1210.





Vestiduras de los Obispos





El anillo es lo primero que trata el CE, luego vemos la importancia que tiene ya que es la “insignia de fe y de unión nupcial con la Iglesia, su esposa”, y al comenzar el número explicita que “el Obispo siempre lleva el anillo”. Más adelante se puede ver cómo divide el CE en tres los tipos de vestiduras episcopales, atentos a esta división que es muy curiosa:

1.- Hábito Coral: sotana de color violáceo con banda de seda con flecos (no borlas; en la forma extraordinario del Rito Romano sí se usan, cada uno del color del fajín), roquete, muceta sin cogulla, cruz pectoral con cordón de color verde entretejido con oro (no pectoral con cadena) solideo y bonete con borla del mismo color; puede también ponerse las medias del mismo color; usar capa magna, sin armiño, en su diócesis para las grandes solemnidades; los zapatos serán negros y sin hebillas. Es interesante el número 1202 que nos dice que así irá revestido “cuantas veces sale para dirigirse públicamente a la Iglesia o cuando regresa de ella, cuando esté presente sin que presida la liturgia o las acciones sagradas, y en otros casos previstos en este Ceremonial”.
CdelE: Es curioso que se haga hincapié en esto último, cuando los obispos comúnmente utilizan ropa común de sacerdotes. Este párrafo realza la necesidad de que el Obispo muestre su labor en medio de la gente, por lo que el Hábito Coral es realmente una necesidad, para que sea fácilmente identificable por la gente, y sea también testimonio de su plenitud del Sacerdocio de Cristo.

2.- Vestidura en circunstancias más solemnes, fuera de las celebraciones litúrgicas (1203): sotana negra con cordoncillo, ribetes, costuras, ojales y botones de seda color rubí, sin sobremangas; sobre esta se puede colocar una esclavina; fajín con flecos, cruz pectoral con cadenilla y solideo; las medias violáceas son opcionales. Se permite el uso de sombrero: de paño grueso de color negro el cual puede ser adornado con cordoncillos y borlas de color verde. En circunstancias más solemnes se podrá usar un amplio manteo de seda, color violáceo, (los italianos le llaman ferraiolo), que llegue hasta los pies. Finaliza el CE diciendo: “sobre estas vestiduras puede llevarse un manteo decoroso de color negro, al cual se puede agregar una esclavina”.
CdelE: Realmente, es deplorable ver a muchos obispos a asistir a ciercunstancias importantes, dentro y fuera del ámbito religioso, vestidos como simples civiles. Más aún, cuando miembros de otras sectas y denominaciones religiosas asisten con las vestiduras propias para tales fines. Otra circunstancia para evangelizar con el ejemplo, al menos visible, bastante mal aprovechada.

3.- Vestidura cotidiana (1204): sotana negra sin cordoncillo o el hábito propio si es religioso. Con medias negras; puede usar solideo y lo curioso es que también el fajín violáceo. “La cruz pectoral se sostiene con la cadenilla”. Y vuelve a repetir lo mismo que al principio: siempre debe llevarse el anillo.
CdelE: Este Ceremonial nos deja claro que la vestimenta secular no es una opción válida para el Obispo. Y que en anillo episcopal tampoco, aunque es bastante aceptado.



Vestiduras de los Cardenales



En el 1205 dice que igual a lo anterior pero sustituyendo el color violáceo por el rojo. Algunas apreciaciones: para los Obispos el fajín, el solideo y el ferraiolo eran de seda, sin embargo para los Cardenales es de muaré (si no recuerdo mal, los Nuncios lo llevan violáceo y con muaré); el cordón que sostiene la cruz cuando se lleva traje coral es rojo y dorado, y las borlas del sombrero también; y la birreta de seda roja muaré sólo lo usan con el traje coral (curioso que termine diciendo el CE que no se puede usar como algo común para taparse la cabeza).
CdelE: Ojalá, muchos cardenales hicieran caso de las normas del Ceremonial. Por supuesto, no muchos lo hacen, salvo que estén en Roma.



Vestiduras de otros Prelados



1.- Equiparados por el Derecho al Obispo diocesano, aunque carezcan de la dignidad episcopal (1206): las mismas vestiduras de los Obispos.

2.- Prelados Superiores de los Dicasterios de la Curia Romana que no son Obispos, Auditores de la Rota Romana, Promotor General de Justicia y Defensor del Vínculo del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica, Protonotarios Apostólicos de número y Clérigos de la Cámara Apostólica(1207): a.-Traje coral: sotana violácea con fajín con flecos, roquete, manteleta violácea y bonete negro con borla violácea. b.- Circunstancias solemnes, pero fuera de celebración litúrgica: sotana negra con cordoncillo y demás adornos color rubí, con fajín violáceo; pueden usar el ferraiolo, pero las medias siempre serán negras y los zapatos sin hebillas.

3.- Protonotarios Apostólicos supernumerarios y Prelados de Honor de su Santidad (1208): a.-Traje coral: sotana violácea con fajín del mismo color con flecos, sobrepelliz (es curioso que dice no rizada en la versión del CELAM y non arricciata en la versión de la CEI) y bonete negro con borla negra. b.- Circunstancias solemnes, pero fuera de celebración litúrgica: sotana negra con cordoncillo y demás adornos color rubí y con fajín violáceo, sin esclavina. Sólo los primeros que hemos nombrado podrán llevar ferraiolo.

4.- Capellanes de Su Santidad: en cualquier circunstancia sotana negra con cordoncillo y demás adornos y fajín viólaceo. Su traje coral es lo dicho anteriormente más la sobrepelliz.



Vestiduras de los Canónigos



Éste último número creo que es el más complejo porque cada Cabildo tiene sus peculiaridades, pero como ya dije en el Post I, yo sólo trato el CE, luego me remito sólo al número 1210.
Vestirán en las Celebraciones litúrgicas: como hábito coral: sobre la sotana que les corresponde sólo la sobrepelliz y la muceta negra con cordoncillo violáceo. Los Beneficiados: sólo sobrepelliz y muceta negra. Fuera de las celebraciones litúrgicas: las vestiduras que le corresponden a su condición.
CdelE: ¿Vestiduras Propias de su condición?... Las veremos pronto!.

Nota: Hago público agradecimiento al Pbro. Don Salvador Aguilera por esta interesante secuencia de textos, tan importantes para entender las normas litúrgicas que encierran la tradición de la Iglesia, y que son aplicables en este caso para la forma ordinaria del Rito Romano, para lo cual, a menudo, escasea la información de este tipo.

+

Mi lista de blogs

Seguidores